40 días navegando hacia la conversión. DÍA 10 – 6 de marzo (Viernes de la semana I Cuaresma)

Dios no recuerda las ofensas, Él nos invita a entrar en los nuevos caminos

La conversión es una posibilidad para todos. Nadie está excluido de antemano de volver a observar los preceptos del Señor y practicar el derecho y la justicia. Pero eso es algo que no se limita a palabras o buenas intenciones, son necesarios pasos concretos que nos lleven a cambiar de vida. Dios no es alguien que recuerda las ofensas y sí aquel que nos invita a entrar en los nuevos caminos, que se concretan en una justicia práctica.

Check Also

En el bicentenario de la Independencia del Perú

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *