Nuestra oración esta semana

“Cuando el vino se acabó, la madre de Jesús le dijo: – Ya no tienen vino. Mujer, ¿eso qué tiene que ver conmigo? —respondió Jesús—. Todavía no ha llegado mi hora. Su madre dijo a los sirvientes: —Hagan lo que él les ordene.»
(Jn 2:3-5)

Nuestra oración esta semana es por las víctimas actuales de la violencia: el ataque terrorista en Kenia, que se cobró 21 vidas y muchos otros heridos, la violencia posterior a las históricas elecciones presidenciales celebradas en diciembre del año pasado en la República Democrática del Congo y las víctimas de la represión en curso de protesta pacífico en Sudán. Recordemos esta sabiduría: “La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad; Sólo la luz puede hacer eso. El odio no puede expulsar al odio; Sólo el amor puede hacer eso. El odio multiplica el odio, la violencia multiplica la violencia, y la dureza multiplica la tenacidad en una espiral descendente de destrucción: la reacción en cadena del mal, el odio que engendra el odio, las guerras que producen más guerras, debe romperse o nos hundirán en el oscuro abismo de aniquilación”. (Martin Luther King Jr.)

Check Also

En el bicentenario de la Independencia del Perú

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *