Nuestras oraciones por nuestros hermanos de Francia

Los terroristas que degollaron a un sacerdote en Francia proclamaron ser del ISIS

París / Roma

Apenas dos semanas después del ataque yihadista de Niza, en el que murieron 84 personas, y tras los atentados de Alemania de la semana pasada, Francia vuelve a ser golpeada por el terrorismo islamista. Dos yihadistas han degollado este martes a un párroco en una iglesia de una pequeña localidad de Normandía, donde han tenido retenidas a otras cuatro personas, antes de ser abatidos por la policía al cabo de una hora. Otra persona está herida de gravedad. El autodenominado Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés) ha asumido la autoría del ataque. Al menos uno de los atacantes ya estaba fichado por la policía por haber tratado de viajar a Siria en dos ocasiones, había estado en prisión preventiva y debía llevar una pulsera electrónica para estar localizado en todo momento, ha informado el fiscal de París, François Molins, que lo ha identificado como Adel Kermide, de 19 años y nacido en Francia. Un segundo agresor está aún por identificar.

12

El ISIS «nos ha declarado la guerra», ha advertido Hollande, quien ha alertado de que «la amenaza sigue siendo muy elevada». El presidente ha hecho un llamamiento a la unidad, en un mensaje dirigido a todos los franceses. Hollande se ha desplazado a la localidad de Saint-Etienne-du-Rouvray —cerca de Rouen, la capital de Normandía— junto al ministro del Interior, Bernard Cazeneuve. El mandatario ha hablado abiertamente de «atentado» y ha explicado que fue cometido «por dos terroristas que decían ser de Daesh [acrónimo despectivo para referirse al ISIS]». Minutos después, el grupo terrorista se ha atribuido el atentado diciendo que los asaltantes eran «dos soldados del ISIS», según ha informado la agencia Amaq, vinculada al grupo terrorista.

“A la vista de esta amenaza, que nunca antes ha sido mayor en Francia y en Europa, el Gobierno está absolutamente determinado [a derrotar] el terrorismo”, ha dicho esta tarde Hollande en un mensaje televisado, en el que ha asegurado que la lucha contra los grupos yihadistas, tanto en el extranjero como en su país, va a ser larga. En su alocución, desde el palacio presidencial, el presidente ha rechazado endurecer las leyes antiterroristas, como ha pedido la oposición. “Limitar nuestras libertades no va a traer más eficacia en la lucha contra el terrorismo”, ha afirmado el mandatario.

El párroco fallecido se llamaba Jacques Hamel y tenía 84 años, según ha informado Dominique Lebrum, el arzobispo de Rouen, la capital de Normandía. Los atacantes entraron en la parroquia de Saint-Etienne-du-Rouvray a las 9.25, según ha explicado el fiscal de París. En su interior, el párroco oficiaba una misa. Los yihadistas, armados con cuchillos, tomaron como rehenes a las seis personas que había en su interior: el párroco, tres religiosas y una pareja de fieles. Una de las religiosas, la hermana Danielle, logró escapar y dar la alerta a las autoridades. Los atacantes obligaron al cura a arrodillarse y filmaron la escena, según relató al canal de televisión BFMTV. El párroco murió por las cuchilladas en la garganta y en el tórax. El otro hombre que estaba retenido también resultó herido en la garganta, aunque su vida no corre peligro.

13

Las fuerzas de intervención llegaron rápidamente al lugar, que cercaron. Trataron, sin éxito, de negociar con los asaltantes. No pudieron entrar en la iglesia porque los atacantes habían forzado a tres rehenes a colocarse delante de la puerta. Poco tiempo después, las personas retenidas salieron del templo, seguidas por los yihadistas, uno de ellos empuñando un arma. Ambos gritaronAllah Akbar (Alá es grande), según ha precisado Molins. Fueron abatidos por la policía. Uno de ellos portaba un falso cinturón explosivo y tres cuchillos. El segundo llevaba un reloj y una mochila en cuyo interior fueron hallados falsos dispositivos explosivos.

NOS UNIMOS EN ORACIÓN POR NUESTROS HERMANOS DE FRANCIA.

Check Also

Recordando el fallecimiento de nuestra Co Fundadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *