Mes de nuestra fundadora: Hedwige Portalet

Celebra con alegría el mes de la luz

Que estas palabras nos animen a abrirnos a vivir con intensidad estos días bajo la mirada tierna de Madre Hedwige que también supo responder con valentía a las urgencias de su tiempo y que su ejemplo de vida y misión sigan siendo el faro que guie nuestras vidas en el hoy de la historia y que en un solo corazón elevemos nuestra oración para que el Capítulo General Electivo que tendremos en la Congregación en el mes de enero del 2022, sea realemnte un signo pascual en la Iglesia.

Al unirnos en este mes toda la familia de las Dominicas de la Inmaculada Concepción para celebrar la fiesta de nuestra fundadora Hedwige Portalet, fiel seguidora de la espiritualidad de Domingo de Guzmán, traigamos a nuestras memorias y a nuestras vidas las palabras del Papa Francisco a la familia dominicana con motivo del octavo aniversario de la muerte de Santo Domingo de Guzmán: “Domingo respondió a la necesidad urgente de su tiempo no sólo de una predicación renovada y vibrante del Evangelio, sino, igualmente importante, de un testimonio convincente de su llamada a la santidad en la comunión viva de la Iglesia”, “gracias por la fecundidad espiritual de ese carisma y de esa misión, que se manifiesta en la rica variedad de la familia dominicana a lo largo de los siglos”.

Check Also

ADVIENTO EN MODO SINODAL

2 comments

  1. Gracias Hermanas por compartir e invitarnos a intensificar nuestra oracion para que nuestra querida Madre Eduwiges Portalet, nos siga bendiciendo e intercediendo ante nuestro Padre Dios para alcanzar las gracias del Espiritu Santo
    Y celebremos un nuevo pentecostés.

  2. Agradecemos a Dios por nuestra congregación por regalarnos el Carisma de nuestra Madre Hedwige Portalet, ella nos enseña que debemos seguir siendo luz en medio de este mundo que camina aun en la obscuridad.
    nos unimos con nuestra oración por el capitulo general para que el Espíritu Santo Ilumine a nuestras hermanas capitulares y que tomen las mejores decisiones por el bien de la Congregación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *