ORAR DESDE NUESTRAS CONSTITUCIONES DIC

ORAR DESDE NUESTRA CONSTITUCIÓN DIC

UN BUEN TIEMPO: NUESTRO JUBILEO DIC

Desde este 4 de septiembre, en los últimos meses de la I fase de nuestro Trienio Jubilar, como Dominicas de la Inmaculada Concepción estamos invitadas a empapar nuestra tierra DIC con las semillas de las Constituciones, leemos y oramos  a nivel personal y comunitario el Capítulo de la Constitución referido al Segumiento de Cristo.

Sólo lo que entra al corazón y da vueltas en él, como ocurrió en María nuestra Madre, es lo que llega a transformarnos en aquello que contemplamos.

Qué decía Madre Hedwige Portalet cuando hacía alusión a las Constituciones

La vida de nuestra familia Religiosa DIC, surge del Carisma que el Espíritu concedió a la Fundadora, M. Hedwige Portalet en el año 1869.

Madre Hedwige Portalet cuando hacía alusión a las Constituciones se expresaba así: “Si Dios ha puesto en nuestras manos un medio tan sencillo para ir a Él, cuánto no seríamos culpables de dejarla por negligencia y perder una ayuda tan eficaz para nuestra santidad” (Conferencia I, Madre Hedwige).

 

LA IMPORTANCIA DE PROFUNDIZAR EN NUESTRA IDENTIDAD DIC
ABAJO LINK PARA DESCARGAR

Una guía para leer y orar a nivel personal y comunitario la I parte de nuestra Constitución

http://jubileo.hermanasdic.org/iconos-body/construyendo-la-rfg-dic/

Este año dedicado a Jesucristo luz de nuestras vidas

La propuesta para los meses de septiembre y octubre del 2017 es realizar a nivel de toda la Congregación la lectura orante de:

  • I Semana: Constitución fundamental. (4 al 10 septiembre)
  • II a la V Semana: SEGUIMIENTO E IMITACIÓN DE CRISTO. CAPÍTULO I. (11 septiembre al 8 de octubre)

Check Also

20 de febrero: Dia Mundial de la Justicia Social.

2 comments

  1. Hna. Armida Arellano Yacila

    Muy queridas hermanas muchas gracias por el envío de material para ORAR y Trabajar a nivel de nuestras comunidades. Que el Dios de la bondad y del tiempo presente siga dándoles sabiduría divina
    Que Dios disponga en cada una de nosotras primero la voluntad y luego el corazón. La ganancia es Cristo y solo Cristo, por ello primero unámonos en oración ferviente para que el Santo espíritu del Señor nos haga dóciles para recurrir a estos trabajos que nos están proponiendo y a la vez nos hagan religiosas comprometidas en hacer de nuestras constituciones un camino hacia la santidad.
    Un abrazo en el Señor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *